Procesos: Land Art


Como suele decir mi abuela: lo prometido es deuda. Por eso estoy aquí, en una calurosa tarde de viernes, redactando el segundo post de esta serie de publicaciones llamada Procesos.
Lo que verán a continuación fue creado como ejercicio para la clase de Escultura del semestre pasado, siguiendo los principios del Land Art y realizado sólo con material encontrado en el sitio que se creó, por lo que no hubo realmente una idea preconcebida de lo que se haría.
Para quienes se pregunten qué es Land Art, a continuación dejo el significado... Y si alguien llega a preguntarse qué ocurrió con esa "obra de arte", debo reconocer que no tengo ni idea, sólo me quedan las fotos y el grato recuerdo de una buena terapia bajo la lluvia.

Land Art: Corriente del arte contemporáneo en la que el paisaje y la obra de arte están estrechamente relacionados. Se utiliza la naturaleza como material para intervenir en ella. La obra se genera a partir del lugar que se interviene, que en ocasiones parece una fusión entre escultura y arquitectura. Las obras, al ser realizadas generalmente en el exterior, se ven expuestas a cambios exspontáneos, algunas llegando a desaparecer, y quedando únicamente el regisro fotográfico o fílmico realizado.


La propuesta

La propuesta de este ejercicio surge después de ver el documental "Andy Goldsworthy's Rivers and Tides", por lo tanto la inspiración para realizarlo surge del trabajo de este artista y de muchas imágenes de Pinterest.
Como ya mencioné, fue un ejercicio bastante espontáneo, así que no hay un riguroso estudio previo.

Materiales: Hojas de árbol con coloraciones distintas.


Procedimiento


Se analiza el lugar del que se dispone, en este caso una zona verde del parque de Mulaló, Yumbo-Valle (Colombia). Posteriormente se observan posibles materiales (ramas, flores, piedras y hojas), cuando se opta por las hojas, empiezan a surgir ideas de una especie de mandala con degradación de color, así que se entiende que debe haber una recolección y cuidadosa selección de las hojas regadas por el suelo. Una vez seleccionadas y categorizadas, se inicia el mandala de adentro hacia afuera, comenzando con el color verde y terminando con el color marrón (¡ale! el que quiera analizarme que lo haga y me diga qué piensa).

Resultado final

Minutos después de haber dado por terminado el ejercicio, de haberme tomado un café, haberme lavado y calentado las manos, regresé al lugar y completé mi mandala con una flor de color rosado, "la cereza que le faltaba al pastel". Y luego me enfrenté al dolor de dejar ir algo en lo que invertí tanto tiempo y esfuerzo, pero eso no duró tanto como la alegría que aún siento por el trabajo realizado.





No hay comentarios:

Tu opinión para mí es importante ¡Compártela!